Tipitapa

Lo que suena como un pueblo idílico y colorido y que podría ser confundido con Takatuka es en realidad un suburbio de Managua, la capital de Nicaragua. No está claro exactamente cuántas personas viven en Tipitapa, las estimaciones varían entre 80 000 y 120 000, de las cuales más del 60 por ciento son niños y adolescentes.

 

Tipitapa es conocida por su prisión, por lo que muchos nicaragüenses advierten en contra de ir a esta ciudad. De hecho, la tasa de criminalidad en Tipitapa es más alta que en la mayoría de las otras ciudades del país; hay muchas ciudades turísticas más atractivas cuyas calles están mejor vigiladas y aseguradas, pero Tipitapa no es de ninguna manera más peligrosa que la capital u otros suburbios, si uno se atiene a ciertas precauciones y evita barrios peligrosos.  

 

Para los turistas, la ciudad no tiene mucho que ofrecer, excepto un baño termal volcánico con sauna de azufre, rocolaina al aire libre y piscina caliente en el río. La oferta cultural para niños y adolescentes también es pobre, demasiado cara o sólo es posible mediante un viaje incómodo e inseguro en autobús a la capital. Por eso en 2006 se fundó aquí la biblioteca “La Casita del Árbol” que por un lado debería ofrecer a los habitantes de Tipitapa la oportunidad de recibir educación cultural gratuita, pero por otro lado también debería ser un importante punto de encuentro para niños y jóvenes, un lugar para jugar, hacer manualidades, practicar y aprender juntos.