La Casita del Árbol

Una acogedora sala de lectura, la siempre animada sala de juegos y el corazón - una casa de árbol de color turquesa en el árbol de mango del jardín. Los niños saltan, participan en clases de teatro, los jóvenes hacen los deberes, los adultos leen un libro o el periódico - todo esto está disponible en la biblioteca “Casita del Árbol”.

 

En 2006 la Biblioteca Comunitaria La Casita del Árbol fue fundada por 5 Tipitapeños y un alemán, que vive en Nicaragua desde hace muchos años, en la pequeña ciudad de Tipitapa. En el centro de la ciudad, a una hora de viaje en autobús de la capital Managua, se encuentra la típica cabaña nicaragüense, que ofrece a los habitantes de Tipitapa la oportunidad de estudiar gratis y es un punto de encuentro seguro para niños y jóvenes.

 

La Casita, como cariñosamente llamamos al proyecto, es ahora mucho más que una biblioteca. Con el apoyo de voluntarios alemanes que cambian cada año y de muchos voluntarios de Tipitapa, se convirtió de una pequeña biblioteca en un centro cultural, un espacio para la información, la educación, el debate, la creatividad y la expresión cultural. La oferta incluye actividades culturales, deportivas y artesanales, así como apoyo específico en el aprendizaje (por ejemplo, a través de cursos de matemáticas e idiomas).

 

En Nicaragua, los libros y los juegos de salón están disponibles en muy pocos hogares. Muchas familias no pueden financiar el teatro, la música o los deportes. La biblioteca trata de llenar estos vacíos con ofertas como lecciones de lectura y apoyo con las tareas. En nuestra sala de lectura hay libros de todo el mundo en diferentes idiomas. Aquí nuestros visitantes pueden navegar, leer, hacer los deberes o simplemente leer el periódico. En la sala de al lado hay espacio para juegos de mesa, horas de lectura en voz alta en el rincón de los libros de nuestros niños o simplemente para conversaciones y reuniones en un entorno agradable.

 

   

La Casita está abierta de lunes a sábado durante unas horas por la mañana y unas horas por la tarde. Durante este tiempo hay un servicio regular de biblioteca, varios cursos y la oportunidad para que los niños y jóvenes obtengan ayuda con las tareas escolares y el juego. Los cursos que se ofrecen varían de año en año dependiendo de las habilidades de los voluntarios y de las necesidades de los jóvenes. Intentamos ofrecer los cursos de idiomas de forma permanente. Actualmente ofrecemos los siguientes cursos para niños: Pintura, ganchillo, marionetas, ayuda con las tareas, ajedrez y teatro. Para adultos y adolescentes: Inglés, alemán, música, aeróbicos y bailes latinoamericanos.

 

Y no sólo los numerosos visitantes pueden aprender mucho aquí; también los voluntarios aprenden unos de otros trabajando juntos. Todas las ofertas son gratuitas - en lugar de pedir dinero, el objetivo es involucrar a los pequeños y grandes usuarios en los diferentes campos de trabajo y actividades y así mantener y ampliar el proyecto. Nuestro proyecto se basa exclusivamente en el trabajo voluntario y se financia exclusivamente con donaciones.